La Llar la Mercè de Sant Feliu cumple 2 años

 In Noticias HOME

El Hogar Mercedario de Sant Feliu cumple su 2º aniversario. Para celebrarlo, los profesionales de la fundación que trabajan en el Hogar, los residentes y la familia mercedaria realizamos una cena  de lo más emocionante. Compartiendo todos mesa, la ocasión sirvió para recordar el largo camino recorrido juntos durante estos dos años en la casa que nos cedieron las hermanas mercedarias.

Merced-Aragón-San-Feliu

El provincial de la Merced de Aragón, José Juan Galve, tuvo unas palabras de agradecimiento y recuerdo para todas esas personas que han pasado por la Llar de Sant Feliu. «Queremos dar las gracias a todas las personas que han contribuido a que este Hogar sea un sitio donde las personas pueden volver a empezar sus vidas. Han sidos dos años en los que hemos ido creciendo en compromiso y madurez».  «El papel de los profesionales y de los voluntarios que han acompañado a los residentes ha sido fundamental para llegar hasta aquí», añadió Núria Ortín, directora de la Fundación Obra Mercedaria.

Testimonios  

Para Moha, residente, esta casa se ha convertido en un trampolín. «El hogar me ofrece comida y una cama. Y me han facilitado el acceso a un curso de cocina que con un poco de suerte me dará trabajo en un futuro», apunta esperanzado.

Andrés admite que las facilidades que ha encontrado en este Hogar son difíciles de encontrar en otro sitio. «Cuando sales de la cárcel estás sin recursos, no tienes donde ir. La familia mercedaria te acoge sin pedir nada a cambio, remarca»

Taller de autocuidado

Antes de la cena, concretamente durante la tarde, Raquel Orellana y Paulina Gallardo dirigieron un taller para los trabajadores de la fundación para la promoción de la salud y prevención del desgaste psíquico y mental, individual o grupal, derivado por el estrés laboral.

Tal como dijo Raquel, «pasamos más horas junto a nuestros compañeros de trabajo que con nuestras familias». Es por eso que se hizo hincapié en crear un ambiente y unas sinergias positivas con nuestros compañeros para que repercuta positivamente en nuestro día a día. También se remarcó la importancia de saber equilibrar nuestra salud física, la psíquica, y nuestra vida social. De este triángulo nace nuestra felicidad en caso de estar en buena sintonía las tres partes que lo constituyen.

Saber localizar y manejar la propia ansiedad o estrés en el trabajo y en nuestras vidas en general pueden ahorrarnos muchos problemas. Para aprender a identificar y calibrar nuestras emociones que después nos ayudará a encontrar mejores soluciones, se trabajaron diferentes actividades, tanto individuales como en grupo, relacionadas con la granularidad emocional. 

La granularidad emocional no significa simplemente tener un amplio vocabulario con el cual expresar lo que sientes sino, sobre todo, ser conscientes de esas emociones y sentimientos. Desgraciadamente, la mayoría de las personas no son capaces de detectar esas sutiles variaciones en sus estados emocionales. Sin embargo, tener granularidad emocional puede marcar una gran diferencia en nuestras vidas.

Fue un taller realmente interesante que sirvió para conocernos más a nosotros mismos, y sobretodo, mejor.

 

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search