¿En qué vamos a destinar los 2.500 euros de Misiones Ikitoa?

Como siempre decimos, un sólo gesto puede cambiar muchas realidades. Y esto es lo que han demostrado los jóvenes de la parroquia de San José Obrero. Gracias a su generosidad y sus ganas de hacer un mundo mejor, los niños y niñas de Xai-Xai verán mejoradas sus condiciones de vida.

Los mercedarios trabajamos en 11 Comunidades de Mozambique. Desde los barrios de la periferia de la ciudad de Xai-Xai ( barrios de Ndambine 2000, Marien Ngouabi, 2013, Fidel  Castro) hasta llegar a la zona rural en Chongoene (aldeas de Chongoanine, Cumine, Nhanpfunuine, Venhene, Marramine, Gangalane y Cumbene).

En el Barrio Marien Ngouabi “B” viven 728 familias repartidas en tres zonas o bloques. El proyecto está en uno de los bloques-territorios (bloque 3), con 350 familias en donde la mayoría son mujeres y niños. Los hombres abandonan el hogar por falta de empleo, de alimentos y emigran para África del Sur, o la ciudad de Maputo (capital de Mozambique). Son muy pocos los jóvenes porque también emigran en busca de otras oportunidades (estudio o trabajo).

Por este motivo una ayuda como la recibida por Misiones Ikitoa será de gran ayuda para reforzar proyectos que garanticen el bienestar de los niños y niñas.  Los 3500 euros irán destinados a dos de los proyectos que la Fundación trabaja en su obra social en Xai-Xai: El centro nutricional Casa Criança y el Hogar de Niños Huérfanos.

Centro Nutricional Casa Criança

Los mercedarios Juan Carlos Cabrera y Edy Arriola son los encargados de liderar los proyectos de la obra mercedaria en Xai-Xai. En este centro nutricional en Xai-Xai se reparten 518 comidas al día, repartidas en 203 desayunos y 315 comidas. Una base diaria muy importante para la superviviencia de los niños y niñas de 2 a 14 años que acuden al centro.

   

Hogar Niños Huérfanos de Xai-Xai

Sansão, Gildo, Enrique, Gersio, Antonio y Alberto viven en el Hogar de niños Huérfanos de Xai-Xai. Los cuida con mucho amor y dedicación Mama Tina, que se encarga que a los niños no les falte de nada pese a que los recusos son escasos. Ella es su madre, les da amor y calor, los ayuda en los momentos difíciles, los educa y también los riñe cuando hace falta… 😉

 

Y si decíamos que su madre es Tina, sus padres son el el padre Edy y Juan Carlos, que se entregan a cuerpo y alma para que estos niños crezcan sanos, fuertes y con unos valores que les hagan triunfar cuando se hagan mayores.

Recent Posts

Leave a Comment