Campaña de Navidad para las cárceles 2019

 In Castellón com., Noticias HOME

Comienza la Campaña de Navidad para las cárceles de la provincia de Alicante. El secretariado de Pastoral Penitenciaria y la Universidad CEU Cardenal Herrera de Elche buscan de nuevo poner la atención  sobre los presos y presas de nuestras cárceles sin olvidar las necesidades de sus familias. Mariola Ballester, directora del Secretariado Pastoral Diocesano de Pastoral Penitenciaria nos da todos los detalles de esta campaña.

¿Qué función realiza Pastoral Penitenciaria?

En nuestra diócesis somos 66 voluntarios, 5 capellanes y tenemos tres prisiones; atendemos a la gente que está en la cárcel pero también algunos de nosotros realizamos un seguimiento con las familias. Los voluntarios van al menos una vez a la semana, otros van dos y organizamos talleres de manualidades, acompañamiento, de diálogo, de valores y luego también están las celebraciones de las eucaristías.

Los voluntarios cuando vamos a prisión nos ponemos delante de la persona, y nunca preguntamos el delito, intentamos en la mayoría de ocasiones no juzgar. A la prisión hay que ir a no juzgar, a ponerte delante de la persona y a no verlo como un delincuente, sino como una persona. Eres delincuente en el momento que estás cometiendo un delito, antes de cometerlo no lo eres. Eso no significa que seamos paternalistas, nosotros sabemos que la prisión es necesaria, pero que estén en prisión no significa que les dejemos olvidados. Son personas que están cumpliendo una condena y tienen que ser acompañadas.

Casas de acogida

Casas hay dos: Pedro Arrupe para hombre y San Vicente de Paúl para mujeres. La de hombres es de la Fundación Obra Mercedaria y la de mujeres de las Hijas de la Caridad pero la gestionamos desde Pastoral Penitenciaria. Para poder salir de permiso en prisión tiene que haber alguien fuera que te firme una acogida o para que te den un tercer grado tienen que darte un sitio para ir a pasar los fines de semana, o para una libertad condicional debes tener un domicilio, sino no lo conceden. Ese es el papel de los pisos, facilitar permisos y salidas de los internos.

Desde Pastoral Penitenciaria firmamos esas acogidas y vienen a los pisos. Las casas les permite ir incorporándose poco a poco al mundo libertad. Tenemos experiencias muy chulas de gente que se ha insertado habiendo empezado en nuestras casas. Tenemos experiencias muy bonitas de inserción social, laboral…yo desde aquí quiero agradecer a nuestra diócesis que año tras año nos ayuda mucho, con muchísimos donativos de muchos lados, y eso permite que podamos seguir trabajando.

¿Cuáles son los principales objetivos de esta campaña?

El principal es mantener las casas de acogida abiertas porque pensamos que para una buena reinserción tiene que haber una buena acogida fuera de prisión. Si no tienes a nadie fuera o no tienes recursos económicos cuando acabas de cumplir la condena,  ¿qué haces?, ¿dónde vas?.  Al final estas casas de acogida, para nosotros, para la sociedad, son un gran hito de prevención. Si una persona que sale de prisión tiene un acompañamiento y tiene un hogar, será más fácil que pueda insertarse laboralmente, socialmente, y por lo tanto, será más difícil que vuelva a recaer o a delinquir.

Tenemos otros objetivos como ayudar a las familias a que visiten a sus familiares que están internos en prisión. Les ayudamos con el desplazamiento, porque mucha gente no tiene coche. También ayudamos a los extranjeros, a las personas que son de fuera les ingresamos un poquito de dinero para que puedan comprar tarjetas de teléfono y puedan llamar a su casa y  puedan hablar con sus mujeres, sus maridos, con sus madres o hijos.

¿Cuál es el lema de este año y por qué se ha decidido?

El lema de este año es «Hoy sí, con sitio en la posada». Por qué este lema? Cuando Jesús nació y María y José tocaron las puertas no abrieron. Yo creo que hoy sí, hoy tenemos que abrir. Tenemos que abrir a todo el mundo. Nosotros hemos entendido posada como un concepto más amplio. Hoy sí tienes un sitio en el Hogar de Acogida, hoy sí tienes acceso al empleo. Hoy sí tienes acceso a una vida social. En definitiva, hoy sí a una integración sociolaboral plena.

Nosotros siempre decimos que esto es un trabajo de todos, un trabajo conjunto. Como Pastoral Penitenciaria no somos más que el puente entre el mundo de la prisión y los que estamos en libertad. Hay gente que a veces tiene más recursos y más posibilidades para poder echar una mano. ¿Cómo podemos ayudar? A través de la página web del obispado y del Facebook tenemos una cuenta exclusiva para Pastoral Penitenciaria en el Banco de Sabadell en la que se puede colaborar. Podéis poneros en contacto con los capellanes o conmigo a través de los números de teléfono que están en la web y sino llamando al obispado.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search