Fernando Ruiz: “Los mercedarios somos un orden de frontera”

 In Barcelona Com., Noticias HOME

Ocho siglos de historia con connotaciones sociales, eclesiásticas y teológicas. Los mercedarios se han reunido estos días en el Ateneo Universitario Sant Pacià, en Barcelona, ​​para revisar el pasado y actualizar el presente y proyectar el futuro con motivo de los 800 años de su fundación. Una historia que, curiosamente, ha hecho llegar las cuatro barras de la Corona de Aragón a muchos rincones del mundo y que habla también de la expresión “gracias”, que usamos para dar gracias.

“Necesitamos hacer una interpretación profunda y abierta de lo que fue la redención de cautivos clásica”, apunta el mercedario barcelonés Fernando Ruiz. El superior del monasterio de Santa María del Olivar en Estercuel, en Teruel, ha participado en el “Simposio Histórico, 800 años de huella mercedaria”, celebrado el jueves y viernes. En esta entrevista en Cataluña Religió explica algunas de las conclusiones del trabajo realizado.

“No somos un orden para orar ni tampoco somos un servicio social para redimir sin raíz religiosa; somos una experiencia de la Iglesia que lleva la redención de Jesucristo a aquellos que han caído en esta situación social “, señala Ruiz entre las principales ideas del simposio. La reflexión les ha llevado a revisar 800 años de historia “para preparar el futuro y renovar nuestro compromiso con la Iglesia y la sociedad” explica.

Para la civilización del amor

“Hay cosas mucho peores que las confrontaciones medievales con los musulmanes”. Fernando Ruiz habla de las drogas, de círculos de exclusión social, de delincuencia y de la opresión. Y de cómo la tarea de actualización de los mercedarios tiene como finalidad “volver a la libertad y construir la civilización del amor”, como decía Juan Pablo II.

“Reconocemos que somos un orden de frontera” dice Ruiz sobre los mercedarios en comparación con la presencia de otros órdenes o congregaciones. Pero está convencido de que “la Iglesia necesita de este pequeño porcentaje que se ocupa del que ha caído”. Por ello, concluye: “Seguiremos siendo pequeños pero queremos ser significativos”.

Las cuatro barras y las “gracias”

El día de la fundación de la Orden de la Merced, el 10 de agosto de 1218, los mercedarios recibieron su escudo. Un símbolo que ha llevado las cuatro barras de la corona catalanoaragonesa todo el mundo. El rey Jaime I les dio las cuatro barras inferiores y, la cruz superior, que es el escudo de la catedral de Barcelona, ​​se la dio Berenguer de Palou, en ese momento obispo de Barcelona.

Ruiz también explica el origen de la expresión de agradecimiento “mercedes”, ligada a la historia de la orden de los mercedarios. “Esta palabra tiene una significado original de una gracia que da alguien que no está obligado y puede ayudar a otro”, apunta. Los documentos de Jaume I, la crónica de Ramon Muntaner, habla de “clamar merced al Señor”. Un significado que se aplicó a la redención de cautivos: la misericordia ligada a un sistema de vida comprometido.

[Entrevista de Catalunya Religió al mercedario Fernando Ruiz].

AQUÍ puedes ver el vídeo.

 

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search