Pedro Antonio Martínez: «El punto fuerte de Prisiones frente al coronavirus ha sido su capacidad para aislar los contagios»

 In Noticias HOME, Sin categorizar

Pedro Antonio Martínez Sánchez, responsable de la sección de Prisiones de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), hace balance de la gestión de la Covid-19 en los centros penitenciarios en una entrevista concedida a ConSalud.es. A distintas velocidades, España está iniciando medidas de desescalada para evitar cualquier posible riesgo de rebrote en el camino a la denominada ‘nueva normalidad’. La pandemia de coronavirus Covid-19 ha empezado a remitir en los centros penitenciarios y, por eso, Instituciones Penitenciarias (II.PP) ha comenzado a implementar ya su plan de desescalada en las prisiones.

Creyendo que el plan de desescalada que plantea el Ministerio de Interior para las prisiones es insuficiente, la Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria (SESP) y la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) proponen su estrategia con medidas específicas para el ámbito penitenciario.

¿Han pedido una desescalada específica?

Nosotros con las medidas que proponemos no queremos ir en contra de cualquier otra que pueda plantear el Ministerio de Sanidad o la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (II.PP). Son complementarias. No hemos visto hasta ahora unas medidas específicas que se adapten a las situaciones de los centros penitenciarios.

La Sociedad Española de Sanidad Penitenciaria (SESP) y CESM-Prisiones hicimos un documento bastante detallado, muy trabajado y muy consensuado. Es un esfuerzo por mejorar y prevenir. Nuestra idea es minimizar el riesgo de transmisión y que no se produzcan brotes.

¿Han obtenido respuesta?

No hemos tenido respuesta del Ministerio del Interior. En los centros penitenciarios en donde se ha llegado a acuerdo con la dirección se ha comenzado a implementar pero es cuestión de cada prisión.

¿Sigue habiendo falta de material de protección?

No, pero vamos justos. Si hubiese un brote grande quizás no estaríamos preparados en este sentido.

¿Se están realizando test?

No y es algo que llevamos tiempo denunciando. Nada más que se están realizando en algunos centros de Castilla y León, en el resto no se han sometido a pruebas tanto a los trabajadores penitenciarios como a los internos.

Hace tiempo nos enviaron una comunicación de que cada prisión dispondría de entre 15 y 20 PCR que serían enviados por las comunidades autónomas, pero nada más. Al final cada centro tiene que gestionar por su cuenta su asistencia sanitaria con los hospitales de referencia, de ahí la necesidad de que se produzca una transferencia de competencias inmediata a los servicios de salud autonómicos.

Si la sanidad penitenciaria estuviese transferida no dependería de la voluntad de cada hospital de referencia, de las posibilidades de cada centro penitenciario…

La transferencia de la sanidad penitenciaria se ha convertido en una demanda histórica.

Con la transferencia esto estaría sistematizado. Dependemos de las CC.AA para todo pero sin embargo no se transfiere. El Ministerio del Interior tiene que decidir donde quiere situar a la sanidad penitenciaria.

Los contagios de Covid-19 han remitido en las cárceles en las últimas semanas. ¿Qué balance hacen?

Prisiones al ser una institución cerrada tiene unos puntos fuertes y otros débiles. Si eres capaz de aislar en una institución cerrada es que evitas la transmisión, ese es el punto fuerte de Instituciones Penitenciarias. El débil es que si no eres capaz de aislarla provocas un contagio masivo.

Se pretende volver a la normalidad cuando seguimos siendo el 50% de la plantilla. Cada vez seremos menos. Hay que actuar ya.

Me comentaba que existen lagunas en el plan de desescalada de Interior para Instituciones Penitenciarias.

Es muy inconcreto, muy ambiguo. Cabe todo. Por eso, nosotros hemos querido concretar bastante más. En ese plan no se habla de los test, siendo un factor fundamental para tener diagnósticos en el momento oportuno y evitar la transmisión del virus.

Tampoco hablan del personal con que el que van hacerlo. Parece que está hecho con una ambigüedad calculada.

¿Qué lecciones se pueden aprender de esta pandemia? ¿Cuáles son sus conclusiones?

Hay que tomar medidas pensando en que las prisiones son una institución cerrada. Afortunadamente, las prisiones hasta el momento no han sido foco de contagios masivos pero necesitas medidas específicas y concretas.

Nuestra preocupación durante la pandemia ha sido y es el no disponer de medios técnicos adecuados para hacer frente al coronavirus, ni de diagnóstico ni de protección. Hay que estar preparados y contar con el personal suficiente para poder enfrentarnos a cualquier brote epidémico. Tiene que haber directrices claras.

Al final cada centro penitenciario debe aprender a gestionar sus cuentas.

 

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search