1000 euros para Ecuador gracias al concierto benéfico en la parroquia San Pedro Nolasco

 In Barcelona Com., Noticias HOME, Sin categorizar

El pasado Domingo celebramos un concierto benéfico en la Parroquia San Pedro Nolasco de Barcelona con el objetivo de racudar fondos para la Campaña Redentora 2017/2018 de Ecuador.  Más de 1000 euros irán destinados al proyecto “Ñuka Wasi Merced, Wasi Surkunapak”.

La Orden Mercedaria organiza este año la Campaña Redentora para la creación de una casa de acogida en beneficio de las familias de las personas privadas de libertad, que se denominará “Ñuka Wasi Merced, Wasi Surkunapak” que significa “Mi casa de La Merced, Casa de Libertad”, cuyo objetivo es brindar alojamiento y asesoramiento jurídico, psicológico y acompañamiento espiritual a las familias de los penados.

La Campaña Redentora se origina como la propia historia de la Orden de la Merced, cuyo Fundador, Pedro Nolasco, se unió a un grupo de amigos para recaudar donaciones para la liberación de las personas esclavizadas por los musulmanes. La última campaña redentora (2017) le correspondió a la Provincia de México, quienes a través del proyecto “ILAMAQUI”, casas de libertad, ejecutaron la construcción de tres casas, (Casa Mater en Ciudad de México, Cancún en Quintana Roo y El Hongo en Baja California), para aquellas personas que salen de los centros penitenciarios y no cuentan con el respaldo de una familia o un trabajo. Así pueden sanar las heridas de la vida, y obtener las herramientas que le preparen para volver a la sociedad como seres libres y plenos.

Este año la campaña redentora de la Orden corresponde a la Provincia Mercedaria de Quito, que tiene como prioridad carismática el trabajo pastoral con las personas privadas de libertad. La Provincia viene hace algunos años acompañando el trabajo redentor en el Centro de Rehabilitación Social Zona Centro – Sierra (CRS) de la ciudad de Latacunga. Este CRS acoge aproximadamente una población de 5900 personas privadas de libertad, entre hombres y mujeres, nacionales y extranjeros. En tal virtud la población itinerante, las visitas, deben trasladarse desde zonas lejanas a saludar a sus familiares.

A nivel general son familias de bajos recursos económicos, esto hace que niños, adolescentes, personas adultas y personas con algún tipo de discapacidad tengan que dormir en las afueras del CRS por la falta de recursos, generando un problema social para la ciudad y problemas de salud, debido a que muchas de estas personas duermen a la intemperie.

Problema:

La falta de alojamiento, los costes de movilización y alimentación genera problemas de salud e inestabilidad emocional en los familiares y en las personas privadas de libertad.

Necesidad:

En vista de este problema para las familias de las personas privadas de libertad (PPL), la Provincia Mercedaria de Quito- Ecuador, proyecta realizar una obra carismática de redención, construyendo una casa de acogida para las familias, que brinde las necesidades básicas a estas familias, teniendo en cuenta el principio de auto sostenibilidad y Misericordia.

Meta

De acuerdo a los objetivos planteados, se tiene como meta para el 2020 poner en funcionamiento la Casa de Acogida “Ñuca Wasi Merced”, Wasi Surkunapak”, “Mi casa de la Merced, Casa de Libertad”, en la ciudad de Latacunga, para las familias itinerantes y/o visitas de las PPL del Centro de Rehabilitación Social Zona Centro- Sierra, brindando un servicio de alojamiento y asesoramiento jurídico, psicológico y acompañamiento espiritual.

“Ñuka Wasi Merced, Wasi Surkunapak”

¿Por qué “Ñuka Wasi Merced, Wasi Surkunapak”? El quichua ecuatoriano se emplea actualmente en la Sierra y Oriente de Ecuador por muchas comunidades del sector, territorios que corresponden a la zona de impacto del proyecto. Ñuka Wasi Merced significa Mi Casa de la Merced; Se quiere que las personas a quienes va dirigido el proyecto y todo el sector alrededor vean la casa como suya, por tanto, desde ella y en ella se proyecte la misericordia, la acogida, y el apoyo constante del sector.

Wasi Surkunapak, significa “Casa de Libertad”, para el Mercedario acoplarse al pobre, al encarcelado, al despreciado, es la convicción que así no sólo se cumple la misión de redimir al cautivo. Sino que también cada mercedario se encuentra con la verdadera libertad del Espíritu, pues en cada pobre y necesitado de este mundo se reconoce presente a Nuestro Redentor. Lo que también se pretende, aparte de dar una respuesta carismática por parte de la Provincia y de la Orden, es que se acople a la realidad del sector y los diferentes grupos étnicos e interculturales.

Campaña 2017-2018 Ecuador

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search